Conoce la diferencia entre leasing y renting de carros

julio 6, 2020 / Personas

El leasing de vehículo es una alternativa para financiar tu carro. Con este modelo, pagas unos cánones mensuales durante un tiempo determinado, con una opción de compra al final de ese periodo. Leasing vs. renting, cuál deberías escoger.

El leasing de vehículo es una alternativa para financiar tu carro. Con este modelo, pagas unos cánones mensuales durante un tiempo determinado, con una opción de compra al final de ese periodo. Leasing vs. renting, cuál deberías escoger.

Renting vs. leasing ¿cuál elegir?


Quieres tener carro y te enteras que comprar no es la única opción que hay en el mercado, pero luego llega la duda: ¿renting vs. leasing?, ¿leasing o renting? 

A primera vista, el leasing y el renting parecen figuras muy similares: ambas son modelos de alquiler, en las dos se pacta el pago de cánones de arrendamiento mensuales y también comparten que la propiedad del vehículo queda a nombre de la empresa de leasing y renting respectivamente.

Sin embargo, son opciones muy distintas, cada una con sus particularidades. La principal diferencia entre leasing y renting, a partir de la cual se desprenden las demás, es que el primero corresponde a un arrendamiento financiero y el segundo constituye un arriendo operativo.

¿Cómo funciona el leasing de vehículo?


Cualquiera que haya indagado un poco sobre las opciones de tener un carro se habrá preguntado ¿cómo es el leasing de autos? Como lo contamos antes, básicamente, el leasing se trata de un arrendamiento financiero. 

Consiste en un contrato con un banco o entidad financiera, en donde esta adquiere un bien a su nombre y luego lo pone en arriendo para que una persona natural o jurídica lo utilice a cambio del pago de unos cánones mensuales.

El banco o entidad financiera transfiere todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad al cliente sin que se transfiera la propiedad del activo: el carro es del banco, pero tú lo usas, pero con ciertas condiciones, como que asumes los gastos derivados del uso del vehículo y, al final del contrato, puedes:

  • Hacer uso de la opción de compra (por el valor residual).

  • Devolver el bien (en este caso el vehículo).

  • Prorrogar o firmar un nuevo contrato de leasing.

Así que para quienes se preguntan cómo se compra un automóvil con leasing, ya saben que tienen la opción de hacerlo cuando termina el contrato.

¿Cómo funciona la figura del renting?


En el caso del renting, hablamos de un arrendamiento operativo. 

En este tipo de arrendamiento, el arrendador o la empresa de renting asume los riesgos técnicos y financieros del activo además de ofrecer un componente de servicios, incluido en el valor del canon mensual. 

¿El renting tiene opción de compra? Esa es una diferencia importante, porque si te interesa comprar, debes saber que en el arrendamiento operativo, a diferencia del arrendamiento financiero, no tienes opción de compra al final. 

Otra diferencia es que no se entregan activos especializados y que tiene dos componentes: uno financiero y otro de servicios, con beneficios tanto desde lo contable como desde lo tributario.

En ese sentido, el renting siempre se tomará como un arrendamiento operativo más servicios, entre los que se incluyen los gastos por mantenimientos, repuestos, seguros e impuestos.

Y ahora, ¿qué hacer con esta información? Para darte más pistas para que tomes una decisión en la disyuntiva de leasing vs. renting, preparamos este cuadro en el que puedes encontrar más fácilmente las diferencias entre uno y otros y llegues a una conclusión sobre qué es mejor, leasing o renting, de acuerdo con tus necesidades.

Comparativo entre leasing y renting de vehículos

 

Puedes analizarlo desde cinco perspectivas: un componente de servicios, la propiedad del bien, tu contabilidad, la previsión del gasto y la gestión del vehículo. Te contamos: 

diferencia entre leasing y renting

¿Qué pasa al finalizar un contrato de renting o leasing?

 

En el caso de que te hayas decidido por el leasing, la entidad financiera te ofrecerá la posibilidad de comprar el vehículo. En este caso ya habrás pagado varias mensualidades por él y habrás invertido en mantenimientos y gestión del carro. 

Finalizar el contrato de renting será más sencillo, pues solo bastará con devolver el vehículo a la empresa dueña del bien y podrás acceder a un nuevo contrato con otro carro más moderno. La diferencia también está en que, en este caso, no habrás invertido tiempo y dinero en la gestión del carro. 

¿Es mejor comprar un auto por leasing de vehículo u optar por el renting?


De nuevo, renting vs. leasing. Esa es la pregunta del millón. La verdad es que la decisión la debes tomar de acuerdo con tus necesidades tanto financieras como de transporte.

Si, por ejemplo, quieres realmente ser el propietario del vehículo, pues la opción es el leasing. Si, por el contrario, no te interesa la propiedad ni asumir con los gastos operativos (seguros, revisiones, mantenimientos), tal vez sea mejor optar por el renting. 

 

¿Empezamos a darle un giro a tu vida?

¡Quiero saber más!

Suscríbete a nuestro Blog