Renting o leasing, ¿qué me conviene?

Te contamos cuáles son las diferencias entre el renting y el leasing. Todo lo que debes saber, para que tomes la decisión correcta, a la hora de elegir tu vehículo.

Te contamos cuáles son las diferencias entre el renting y el leasing. Todo lo que debes saber, para que tomes la decisión correcta, a la hora de elegir tu vehículo.

Ya sabes que comprar carro no es la única opción del mercado. Por eso te contamos qué es renting (arrendamiento operativo) y leasing (arrendamiento financiero) y te damos las opciones de cómo puedes acceder a la solución que más te conviene.

¿Qué es y cómo funciona el renting?


Con el renting, o arrendamiento operativo, el propietario de un activo (uno o varios vehículos) transfiere el derecho de uso a una empresa a cambio del pago de un canon mensual a un plazo establecido.

En este tipo de transacción, el arrendador o la empresa de renting, asume los riesgos técnicos y financieros del activo además de ofrecer un componente de servicios, incluido en el valor del canon mensual.

Debes saber que en el arrendamiento operativo, a diferencia del arrendamiento financiero, no tienes opción de compra al final. Además, tiene una duración de contrato flexible, que va entre 1 y 5 años.

Para las empresas que acceden al servicio, esta es una figura provechosa ya que, contablemente, el valor del canon corresponde a un gasto, deducible ciento por ciento del Impuesto de Renta, ya que dicho valor nunca se reconoce como activo o pasivo.

Estos son otros de los beneficios que ofrece el renting para tu compañía:

  • Canon de arrendamiento deducible 100% del Impuesto de Renta

  • Facilidad para acceder a créditos con el fin de invertir en el negocio

  • Eficiencia en términos de resultados con poca inversión.

  • Los vehículos no se financian, por lo que no incurres en endeudamientos financieros.

Enmascarar grupo 11Conoce a fondo los beneficios tributarios del renting para ti o tu empresa

Ventajas del renting


En términos administrativos, contables, financieros y tributarios, el arrendamiento operativo, o renting de vehículos, representa una ventaja para las personas o empresas que quieren evitar endeudamientos financieros, a la vez que disfrutan del uso y autonomía de los carros sin asumir los gastos relacionados con la propiedad de los mismos.

¿Qué es y cómo funciona el leasing?


El leasing es un arrendamiento financiero. Consiste en un contrato, con un banco o entidad financiera, que adquiere un vehículo a su nombre y luego lo pone en arriendo para que una persona natural o jurídica lo utilice a cambio del pago de unos cánones mensuales.

Este tipo de arrendamiento de carros tiene, como mínimo, una duración de dos años. Ofrece una opción de compra al finalizar el contrato de arrendamiento para que el arrendatario pueda hacerse con el activo.

Como figura, es una suerte de mezcla entre el arrendamiento tradicional y la figura de enajenación o venta. Se diferencia del leasing porque, a pesar de ser un arrendamiento, el valor del canon no se trata como gasto o costo. La razón: sí se reconoce el activo.

El carro es del banco, pero tú lo usas, pero con ciertas condiciones, entre ellas que asumes los gastos derivados del uso del vehículo y, al final del contrato, puedes:

  • Hacer uso de la opción de compra (por el valor residual).
  • Devolver el vehículo.
  • Prorrogar o firmar un nuevo contrato de leasing.

Renting vs Leasing: conoce sus principales diferencias

Tabla-Diferencias-entre-arrendamiento-financiero-y-operativoAplican términos y condiciones para el contrato de persona natural
Aplican términos y condiciones para el contrato de empresa

Tal vez te interese leer: Renting, leasing o compra de autos: ¿cuál elegir para tus finanzas personales o las de tu empresa?

¿Pensando en tercerizar la flota de carros de su empresa?

.

Quiero más información

Suscríbete a nuestro Blog